Idiomas
 

Blog

Día especial, día de partido

15 Ene 2018

Hola a tod@s:

Hoy es un día especial, hoy hay partido y en Old Trafford. No solemos jugar los lunes, así que me gustaría contaros cómo es un día de partido para nosotros…

Bueno, no todos los días de partido son iguales. Para empezar, hablamos de un encuentro en nuestro estadio, en nuestra gran casa y por la noche, lo que nos permite dormir en nuestros domicilios algunas veces y concentrarnos por la mañana ya centrados en el partido al máximo. Yo, por lo general, estos días intento dormir todo lo que puedo. No siempre es fácil, claro, pero al cuerpo le sienta bien descansar al final de la semana y cargar las pilas antes de ese subidón de adrenalina que supone la competición.

Desayunas bien –lo cual no tiene por qué significar comer mucho: un café, un zumo, unas tostadas y un plátano, en mi caso– y te reúnes con tus compañeros en el hotel para preparar el encuentro… Puedes hablar de cualquier cosa durante la mañana, pero en la mente de todos está el partido de esa noche… Luego cada uno se prepara mentalmente como mejor sabe, con sus propios trucos o rutinas. Tras unas horas de descanso, la charla previa en el hotel y ya todos tenemos claro que nuestra felicidad ese día y los próximos depende de lo que ocurra en el campo. Empiezas a visualizar lo que puede pasar en el terreno de juego, sin obsesionarte, y comes la comida prepartido (en mi caso siempre pasta integral con queso rallado y pechugas de pollo, un café y un plátano) tres horas antes del partido. Luego una ducha, otra charla… y al estadio.

Llega la hora de ir a Old Trafford. Algunos están listos bastante antes porque no encuentran otra forma de aplacar los nervios; otros apuran casi hasta el último minuto para bajar. Yo soy de estos últimos. El trayecto en autobús al estadio es corto y se hace todavía más breve porque estás centrado en tus pensamientos, pasan ideas y jugadas por tu cabeza… Al llegar al estadio los minutos vuelan. Cada uno tiene su rutina en el vestuario, para algunos casi supersticiones. Salir al césped, calentar, la charla, ver a la gente ocupando los asientos, la música previa en los altavoces (la de Old Trafford me encanta 😊 )… Todo pasa muy rápido hasta que llega el momento con mayúsculas: nos unimos en el túnel y salimos a ese maravilloso lugar que es el césped del Teatro de los Sueños. Oyes a la gente, pero intentas mantener la concentración en lo que tienes que hacer, en salir bien, con intensidad, totalmente metido en el juego sin olvidarte de disfrutar.

Eso es, básicamente, lo que haremos este lunes, que es cuando jugamos ante el Stoke. Venimos de una semana muy positiva en Dubái, donde hemos entrenado muy a gusto y, sobre todo, hemos pasado tiempo juntos. Hemos sido un equipo que convive no solo en el césped. Para mí eso es importante. Ha sido una especie de minipretemporada (muchas veces ahí descubres cosas de tus compañeros) y creo que nos va a venir muy bien para los intensos meses que vienen por delante.

En España se pudieron ver buenos partidos para cerrar la primera vuelta del campeonato. La derrota del Real Madrid deja una situación poco habitual en la tabla, con Valencia y Atlético por delante de los blancos, sumando los dos muchísimos puntos en una competición muy igualada este año. Yo creo que en febrero, cuando vuelva la Champions, veremos al Real Madrid competitivo de siempre. El líder, el Barça, ha rendido a un grandísimo nivel y es por eso que ha logrado ser campeón de invierno. No vale de nada pero refleja su gran nivel en el ecuador del torneo.

Más allá del fútbol, esta semana estaré atento al Open de Australia, al Europeo de Balonmano –con muchas esperanzas para España– y también al Dakar, donde Carlos Sainz está mostrando su capacidad de sufrimiento en un rally en el que todos los participantes merecen un aplauso. Muchos de ellos están demostrando ser de otra pasta, siguiendo en carrera lesionados, con sus vehículos mermados.

Abrazos, que el partido de esta noche nos permita sumar otros tres puntos, y que tengáis una buena semana,

Juan Mata

Juan